Visita la bodega

Traslado incluido

el vino y sus crisis a través de la historia

Las crisis del vino, un paseo por la historia

A lo largo de los siglos ha habido muchas crisis económicas e históricas que han afectado a la industria vinícola. Desde crisis políticas y sociales que han impactado al sector, como la aprobación de la Ley Seca en EEUU, hasta guerras y plagas que han arruinado las cosechas de países enteros. Si quieres descubrir más sobre las crisis históricas que han afectado al mundo del vino, ¡continúa leyendo!

La historia del vino y la economía


La historia del vino es rica y se extiende a lo largo de miles de años, además de tener estrechos vínculos con la economía, la agricultura, la civilización, la humanidad y la cocina. La forma original de producción del vino llegó de Irán, Armenia y Georgia entre el 8000 y el 5000 a. C. El cultivo de la vid se observó por primera vez a principios de la Edad del Bronce en el Cercano Oriente, Egipto y Sumeria, aproximadamente en el tercer milenio antes de Cristo. La prueba más antigua de la fabricación y distribución de vinos europeos se encontró en Macedonia y se remonta a unos 6.500 años atrás. El vino fue utilizado en Egipto para la vida ritualista prehistórica.

crisis económicas e históricas de la industria del vino

El vino fue frecuente en la Roma medieval y en Grecia. Que produjeron vino utilizando primero plantaciones fenicias y luego las romanas. Durante esos tiempos, el lagar fue una mejora crucial en la tecnología, y facilitó significativamente la producción de vino durante la época del Imperio Romano. Esto trajo consigo la búsqueda de nuevas variedades de uva y florecieron distintas prácticas de cultivo.

En la antigüedad, el vino estuvo prohibido en algunas regiones, como en las naciones islámicas de la época. El uso del vino en las ofrendas cristianas fue ampliamente aceptado en todas partes, y los químicos musulmanes financiaron la elaboración de vino destilado con propósitos médicos. También se llegó a utilizar como colonia. La producción de vino se amplificó progresivamente con el tiempo, y su consumo aumentó a principios del siglo XV. Persistió a través de la crisis históricas del vino como las provocadas por la plaga de Filoxera en la década de 1870 y estableció otras regiones de producción y distribución más tarde.

Crisis históricas del vino que ha enfrentado la industria a lo largo del tiempo:

Ley Seca


El presidente de los Estados Unidos, Herbert Hoover, se refirió a la Ley Seca como un gran experimento económico y social. Esta era una orden judicial que prohibía la fabricación, el transporte o la venta de alcohol. Se estableció en los EE. UU. En enero de 1920 y tendría una validez de 13 años. Durante los 13 años, la orden judicial permaneció en vigor y tuvo consecuencias observables no solo en la incipiente fabricación de vino de la nación sino también en la sociedad estadounidense en general.

Cuando la vigésima primera enmienda fue aprobada en 1933 y se anuló la prohibición, el daño ya estaba hecho. Estados Unidos tardó veinte años en salir por competo de ella. La Segunda Guerra Mundial y la Gran Depresión tampoco ayudaron en nada. Además, la Ley Seca ya había cambiado el gusto de los estadounidenses profundamente, y los licores y las cervezas ya se habían asentado como sustitutos al vino. En los años posteriores al levantamiento de la prohibición, el vino que se fabricó en el país tuvo muy baja calidad.

La gran crisis del vino del siglo XX: Filoxera


La filoxera se desarrolló desde finales del siglo XIX hasta principios del siglo XX y tuvo un impacto generalizado en toda Europa. Fue causada por un insecto, Phylloxera Vastratix, una pequeña especie de pulgón que se adhiere a las raíces y las hojas de una vid y absorbe la savia de la planta. Se reproduce muy rápidamente, y aunque la cantidad de savia saqueada por cada uno es pequeña, en conjunto, tiene un gran efecto sobre el cultivo. Estos insectos dañan la raíz de la vid y, finalmente, la planta muere.

En Europa, la filoxera llegó alrededor de 1832 a 1840, ingresando a través de la región francesa de Languedoc. La importación de vides de América fue su origen, ya que eran portadores del parásito contra el que las cepas europeas carecían de defensa. A partir de aquí, la filoxera comienza a extenderse por toda Europa y, en última instancia, por todo el mundo, excepto en casos muy excepcionales como Chile.

Hace unos 150 años, la posición de Francia entre los enólogos más célebres del planeta estaba en peligro de sufrir una estocada mortal. Cuando los investigadores pudieron finalmente identificar la causa, descubrieron que la culpa recaía en un pequeño parásito que viajó desde América. Sin embargo, no era del todo responsabilidad de Estados Unidos; los franceses habían importado el problema ellos mismos, aunque accidentalmente, y el efecto en su industria vinícola sería significativo.

la rioja crisis del vino del siglo 20

Durante la década de 1870 en España, la Phylloxera llegó a través de tres áreas distintas; Girona, Málaga y desde la región limítrofe de Oporto. El ataque de esta plaga no golpeó algunas regiones que en la época estaban más aisladas ni a aquellas con suelos arenosos que detuvieron el avance de esta angustiosa plaga. Su impacto en España no fue ni de lejos como el que tuvo en Francia.

Aunque sí dejó un gran impacto en la zona de La Rioja, que vio como sus viñedos se redujeron en un 70 %. Aún así, la industria del vino en España creció considerablemente gracias a la gran debacle del mercado francés. De esta forma, el país se convirtió en el mayor exportador de vino, superando a Francia y posicionándose como el mayor proveedor del país galo.

Después, la guerra civil sumiría a España en una profunda crisis económica y social que también se dejaría notar en la industria del vino. Para luchar contra la hambruna que asolaba el país, se llegó a decretar la sustitución de los cultivos de vid por trigo.

 

La crisis del vino Tokaji


Tokaji es el nombre empleado para referirse al vino del área de Tokaj en el noreste de Hungría. El vino dulce Tokaji era famoso en todo el mundo durante el XIX. No obstante, a finales de siglo, la tragedia les golpeó por partida doble.

crisis-historica-del-vino-tokaj

Inicialmente, los enlaces ferroviarios estadounidenses entre el litoral oriental y el medio oeste hicieron posible que la uva estadounidense, de bajo costo, se volviera abundante en el mercado de Europa. La caída de los precios golpeó de lleno a Hungría. La filoxera endémica que afectó a la mayor parte de Europa coincidió con este momento, destruyendo vides en todo el continente y destrozando las variedades excepcionales de Hungría. Mientras ninguna calamidad paralizó por completo el negocio del vino (Hungría tenía 401 acres de viñedo en 1910 en comparación con 355 en 1900), estos obstáculos se duplicaron con el comienzo del comunismo. La administración tomó el control de los viñedos, favoreciendo la capacidad de producción sobre la calidad, e innumerables variedades de vid distintivas de Hungría y la calidad su vinicultura colapsaron.

A principios de la década de 1990, tenían una reputación dañada y habían perdido la cuota de mercado del antiguo Bloque Oriental. Pero en veinte años, cambiaron todo, y tanto los viñedos familiares como los de propiedad individual emergieron en todo el país y comenzaron a centrarse en la excelencia y en reeducar a la población para volver a poner en valor el vino nacional.

Crisis del vino canario o Canary Wine


Tras la colonización de Canarias en el siglo XV, se implantó el cultivo de vid en el archipiélago con uvas importadas de las islas mediterráneas (malvasía) y de Europa. El vino canario, o Canary Wine, de sabor peculiar por las tierras volcánicas en las que se cultiva, se hizo muy popular entre los corsarios británicos y holandeses, gracias a las rutas marítimas que pasaban por las Islas. Se establecen conexiones comerciales regulares con Londres, Holanda, Francia, Malta, Venecia, Génova y la actual Bélgica como regiones más destacadas.

Al consolidarse rutas marítimas con América, el vino Canario sufrió un boom comercial y además adquirió unas características peculiares. Las altas temperaturas y al balanceo constante de las barricas en la bodega de los barcos (fenómeno conocido también como remecido) le proporcionó una mayor calidad. El comercio del Canary Wine floreció durante los siglos XV y XVI, existiendo múltiples escritos que hablan sobre de su calidad.

Pero con la entrada del siglo XVII, los británicos comienzan a instalar sus empresas en las Islas Canarias, creando la compañía del Monopolio y llevando a cabo acciones abusivas que terminaron por cercenar el auge internacional del vino canario. Por si esto fuera poco, la exportación del vino canario fue restringida con impuestos por parte de la corona. Así, el vino Canario tuvo que pagar tributos a la Casa de Contratación y al Consejo de Indias.

Cuatro siglos después, las vides canarias han vuelto a florecer y cuentan con una posición reconocida en el panorama internacional por su gran calidad y singularidad de sus vinos.

Vino y guerra


La guerra ha afectado a la industria del vino en varias diversas partes del mundo. Un ejemplo fue en 1940. En ese momento, Francia fue conquistada por los nazis, y el ejército alemán comenzó casi instantáneamente una cruzada de saqueo de uno de los bienes que los franceses más valoraban: su vino. Al igual que otros en la Resistencia francesa, los fabricantes de vino se organizaron para enfrentar a sus invasores; No obstante, la historia de su valentía se ha mantenido generalmente desconocida hasta la fecha.

Crisis del vino contemporáneas: Coronavirus


La subida de aranceles a la importación de vinos ya supuso una gran estocada a la industria a finales del 2019 y la incertidumbre entorno al Brexit, trajo más de lo mismo. Este 2020, el coronavirus ha llegado para continuar trayendo malas noticias al sector.

el coronavirus y el mundo del vino

Es difícil diagnosticar aún cuáles serán sus efectos, pero de momento, ha implicado la imposibilidad de celebrar algunas Ferias internacionales de mucho peso, como  ProWine (Asia) Singapur, Vinexpo Hong Kong, ProWeinVinitaly. Por no hablar del efecto del coronavirus en el enoturismo, que lo ha paralizado por completo.

El coronavirus ha abocado a la industria vinícola a una situación de incertidumbre que le tocará aprovechar para la reconversión digital y para la búsqueda de nuevos modelos de negocio.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.